Browse By

Solo Dios cambia los corazones, de narcotraficante a predicador de la palabra de Dios

Esta es la historia de Júlio Santana de Jesús, un brasilero de 36 años que pasó de ser un líder del tráfico de droga en Simões Filho a Misionero y exponente de su fe en Cristo Jesús.  Siendo esta una historia en donde se refleja como el poder de Dios puede cambiar los corazones.

Su historia comienza cuando Júlio decide entrar en el mundo de la venta de drogas para financiar su carrera como cantante de música. Al final no pudo mantener el control y entró de lleno en el negro negocio. Sin embargo, a pesar de los horrores del negocio, Júlio dice que tenía buenas actitudes y que hacía buenas obras.

Parte del dinero que obtenía de sus ilícitos los donaba directamente a la población por medio de compras de cestas básicas y de botellones de gas. Esto diferenciaba a Júlio del resto de sus colegas y compañeros de crimen.

Según el propio Júlio, esto fue lo que lo mantuvo vivo debido a que el resto de sus colegas que murieron eran personas muy malas que solo querían matar y golpear y que jamás pensaban en destinar su dinero para ayudar a su comunidad como hacía él.

Empieza el vuelco en la vida de Júlio Santana de Jesús

En el año 2013 su padre murió y su madre lo llama para decirle que si él continuaba con esa vida y moría, ella moriría del dolor también. Eso causo una gran conmoción en Júlio, pensó en que no podía causar ese gran dolor en el corazón de su madre.

Luego de eso, Júlio va a una iglesia evangelica en la ciudad de Bahía de Alagoinhas y decide aceptar a Cristo como su Salvador. Después de eso se dirigió a la policía para entregarse por todos sus crímenes. Allí permaneció 11 meses preso en la Penitenciaria Lemos Britos.

En ese tiempo que estuvo en la Penitenciaria Júlio dice que lloraba y añoraba su libertad. Dice que era cuando más extrañaba a sus hijos y a su familia. Hoy dice que no tiene la riqueza que tenía antes pero que tiene mucha paz porque se siente a salvo.

Júlio hoy es pastor en una iglesia y también es un misionero consagrado a Dios. Forma parte de la Iglesia Evangélica Shalom Adonai, está casado y es padre de 4 hijos. Una motivación para él es que sus hijos puedan ver al padre que es hoy en día. Quiere poder contar que antes era un monstruo pero que ahora es un hermano en Cristo.

Fuentes

http://www.bocaonews.com.br/noticias/policia/policia/53247,lider-comunitario-de-simoes-filho-e-preso-por-trafico-de-drogas.html

http://www.correio24horas.com.br/noticia/nid/era-chamado-de-monstro-diz-ex-traficante-salvo-pela-musica-e-pela-fe/