Browse By

Hechicero de Papúa Nueva Guinea acepta a Cristo y funda 8 iglesias en su país

Anton Egamankon era un hechicero entregado al animismo y a la brujería de la aldea de Itutang en Papúa Nueva Guinea, sin embargo, dio un enorme cambio luego de que fue evangelizado por misioneros cristianos que llevaron los estudios de la Palabra de Dios en su aldea.

El ahora hombre de Dios, cuenta en su historia que cuando acepto al Señor Jesucristo como su único y suficiente Salvador ya su vida estaba muy marcada por el dolor y la tragedia. Explicaba que estaba muy batido por los demonios que adoraba con su brujería.

Según el propio Anton Egamankon, como brujo todos los días  “me preguntaba si habíamos hecho los rituales correctos, si habíamos dicho las palabras correctas, si habíamos comido los alimentos correctos” también explica que estos demonios “como todos los demás, son seres inconstantes y crueles que, según la creencia popular, privan a los pueblos de la comida y de la lluvia o hieren nuestros cuerpos con enfermedades y dolor cuando no son debidamente adorador por los aldeanos.”

Cierto día, según explica Egamankon, él reflexionó acerca de si sería cierta la existencia de un único Dios omnipresente y omnisciente que había sido predicado por distintos misioneros que estaban por su aldea.

Transformación hacía un nuevo hombre

Ya para el año 2007, Egamankon tuvo una sacudida en su vida luego de llevar más de 4 meses estudiando y aprendiendo sobre la Palabra de Dios en la lengua nativa de su tribu. Egamankon explica Oí cosas nuevas sobre un Dios creador que no es como nosotros los hombres, un Dios lleno de poder, amor, misericordia y justicia. Este Dios es perfectamente justo y recto en todo lo que hace.” A partir de ahí, Egamankon tuvo un cambio en su mentalidad y entendió que era un pecador merecedor de la muerte y el castigo eterno.

Según el propio Egamankon, entender esto significó que entendió que no tenía ningún tipo de esperanza y que no podía hacer o decir absolutamente nada para poder volver con Dios. Solo el hecho de que Dios ha enviado a su único hijo al mundo para morir por nuestros pecados es la esperanza de la humanidad para la vida eterna.

Solo después de ver esta verdad, Egamankon entendió que todos los rituales que hacía para los demonios no eran correctos y que solo se debía temer a Dios.  Egamankon creyó en la verdad que cuando se cree en Cristo, no se necesita más nada porque Dios nos ve a través de su sangre.

Luego que creyó todo eso, Anton afirmó que “Yo entonces pasé a ser Anton Egamankon, hijo del Dios Altísimo Creador. Aquel pecador que no merecía recibió gracia y misericordia incondicional, ¡yo estaba ansioso de ir al cielo!”

Sin embargo, el mismo Anton ha afirmado que el proceso de conversión no ha sido totalmente sencillo puesto muchas de las personas de su aldea y su propia familia no entendían porque este había dejado de hacer los rituales tradicionales y todas las cuestiones que se esperaban dentro de la cultura de los animistas.

Pero Anton afirma que la permanencia en la lectura de la Biblia y el fortalecimiento de la nueva identidad cristiana, le ayudaron a sobreponerse sobre esto y no dejarse sucumbir por las presiones de la gente de su aldea.  Según Egamankon “A medida que mi identidad y mi visión del mundo empezaron a cambiar, descubrí que la verdad de Dios estaba eliminando todos los restos del animismo que aún quedaban en mi corazón. Durante años turbulentos, los miedos animistas y la pequeñez comenzaron a diluirse y, mi espíritu encontró fuerza y ​​mi esperanza en Jesús creció “.

Ministerio de Egamankon en Papúa Nueva Guinea

Ya han pasado cerca de 10 años desde que Anton fue expuesto a la palabra de Dios por primera vez y ya hoy es un instrumento de Dios para que crezca la verdad de Cristo en su tribu y en toda Papúa Nueva Guinea.

Según el propio Egamankon “hemos plantado ocho iglesias en nuestro grupo de personas, y ya hemos tenido tres retiros espirituales con grupos lingüísticos vecinos”. El estudio bíblico de las 8 iglesias se centra en los temas del Nuevo Testamento y Anton continua trabajando como evangelista a lo largo de toda Papúa Nueva Guinea. Él mismo se define como un seguidor de Cristo y seguirá trabajando hasta el final de sus días en esta tierra.

Fuentes

https://www.devictoriaenvictoria.com/actualidad-cristiana/nueva-guinea-entrega-vida-cristo-brujo-abre-ocho-iglesias/

http://www.jesus.ch/magazin/international/asien/314356-ehemaliger_animist_gruendet_heute_gemeinden.html